Google+ Followers

Google+ Followers

lunes, 11 de junio de 2012

EL OTRO TEATRO

      De vez en cuando os hablo de teatro alternativo como el Microteatro. Pero este es sólo un ejemplo de la cantidad de oferta teatral no-comercial que hay en la capital. Por una serie de casualidades acabé la pasada semana en un lugar llamado La Bagatela, en Lavapiés. Un espacio muy diferente en el que se desarrollan muchas actividades culturales.

 
Yo aparecí en una de esas Noches de Teatro despojado. Se interpretaron cuatro escenas diferentes y la entrada "a la gorra". Eso significa basicamente que aportas económicamente lo que puedas, quieras o consideres oportuno.

Me pareció muy original, consiguieron divertirme y sorprenderme, especialmente con la primera escena titulada "Infelices". El texto de Denise Despeyroux es una coktelera de drama y comedia, un texto muy intenso pese a su brevedad. 

Una pareja tiene serios problemas por las visiones de ella... Todo parece indicar que es una enferma mental, y que su marido no puede más y la va a abandonar. Él la quiere pero no puede seguir viviendo con alguien que continuamente habla con seres inexistentes... Pero, ¿Está realmente loca?

 Sebastián Asioli y Carmela Lloret

La actriz que interpretó a esta loca tan dulce y divertida se llama Carmela Lloret, y para mi fue un gran descubrimiento. En cuestión de minutos observé como se metió al público en el bolsillo. Supo dar vida a su papel con una naturalidad pasmosa, sin caer en la exageración algo que, "viendo visiones" hubiera sido muy fácil.

Consigue que empatices con ella desde el minuto uno, y se agradece que el peso de la escena caiga sobre ella. Carmela aporta toda la emotividad y la ternura del texto pero como suele ocurrir hubo un "pero"... Carmela y su compañero Sebastián Asioli formaban una extraña pareja que no llegaba a ser créible. Asioli estuvo correcto pero a años luz de Carmela, interpretativamente hablando.


 Carmela Lloret en "Infelices"

Es un placer encontrarse con joyitas de la interpretación en lugares tan especiales y mágicos como La Bagatela. Desde En el andén les doy la enhorabuena por esta atrevida iniciativa, sobre todo en los momentos que corren.

Una de cal y una de arena....

Hay salas y espacios culturales que se lanzan, y que por el momento funcionan pero hay otros que se hunden. Es el caso de Caldero de cobre, un teatro situado a la orilla del Manzanares y que acoge funciones, cursos de interpretación, conciertos y muy diversas actividades culturales.

Tras dos años, su propietario Josué Arnold lanza una llamada de SOS. No hay financiación, no hay ayudas del Estado y él no puede continuar solo. Pero eso lejos de desanimarle, le ha hecho más fuerte.Arnold  nos lanza  una propuesta de financiación o mecenazgo en el que cada uno aporte su granito de arena para evitar el cierre.

 Fachada de Caldero de Cobre. Avenida del Manzanares 166

La cultura es la base de nuestra sociedad y no debemos dejar que se pierda. Y menos, si se trata de espacios que acercan el teatro, la danza y la música a las personas. Hablamos de lugares donde la entrada es una módica y simbólica cantidad al alcance de todos. Muy lejos de los precios del teatro comercial.

1 comentario:

  1. Es muy interesante que existan iniciativas de este tipo, pero también es una pena que no cuenten con el apoyo económico necesario para sobrevivir.Desde luego que con los recortes en la cultura no vamos por buen camino. Gracias Irene por compartir tu opinión :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...